Tierra y Libertad conspira en Espinar | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Viernes 3 de Diciembre 2021
  • Lima - Perú
MENÚ
Política < regresar

Lima-Perú, 25/02/2013 a las 09:02pm. por Lampadia

Avanza la ofensiva radical contra la minería

Tierra y Libertad conspira en Espinar

Tierra y Libertad, el partido político del ex cura Marco Arana que, junto con Patria Roja que controla el SUTEP, y el MRTA, uno de los grupos terroristas que asolaron el país en los años 80 y 90, han truncado el avance de las inversiones mineras en Cajamarca, ocasionando la pérdida de más de 6,000 puestos de trabajo y otros importantes beneficios del proyecto Conga, así como generando la recesión económica deesa región, pretenden ahora paralizar la inversión minera en la provincia cusqueña de Yauri (Espinar) boicoteando las operaciones de la mina Antapaccay.

Las negociaciones entre el gobierno y los anti mineros de Espinar, Cusco, sobre la viabilidad de la mina Antapaccay, se han entrampado debido a la posición intransigente que han asumido los radicales dirigidos por el alcalde de Yauri, Oscar Mollohuanca, con el asesoramiento de Pedro Fracke, ambos miembros de Tierra y Libertad.

Francke llegó a Espinar el 20 de febrero y de inmediato sostuvo una reunión privada con Mollohuanca, el presidente del llamado Frente de Defensa, Hebert Huaman, y otros radicales. El lunes 21 de febrero Francke -colaborador de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán- participó en la reunión con los representantes del gobierno asesorando a los radicales.

El jefe de Tierra y Libertad, Marco Arana, está muy  ligado a una red internacional ambientalista radical a través de las ONG Grufides y Cooperacción, que apoyan activamente a los movimientos anti mineros. Grufides es manejada por Arana, y Cooperacción por el ex viceministro de Ambiente José de Echave.

El diálogo en Espinar debió terminar el 21 de febrero, pero se frustró porque los extremistas asesorados por Francke se cerraron en sus exigencias. En las semanas previas, casi todos los programas periodísticos de las ocho radioemisoras que hay en Espinar lanzaron una campaña de desinformación contra la minería. Fuentes de esa provincia informaron que esos programas estarían financiados por la municipalidad de Yauri, por las ONG ligadas a Tierra y Libertad y por la ONG llamada Vicaría de la Solidaridad de Sicuani, la misma que en agosto del 2011 presentó a la estudiante de la universidad alemana de Kiel Eike Humpel como “experta ambientalista”, para fraguar un informe que falseólos hechos y que desató una asonada que ocasionó la muerte de cuatro personas.

Los radicales han recurrido a maniobras dilatorias y exigencias extremas. Por ejemplo, quieren que Xstrata deje de fiscalizar los fondos de la Fundación Tintaya - o sea que Mollohuanca y otros manejen esos recursos sin control -, y que eleve su aporte al 6% de sus utilidades(hoy aporta 3%).

De las tres mesas de trabajo, sólo en una hay acuerdo (Desarrollo Social). La segunda mesa (Medio Ambiente) está detenida porque los miembros de una comunidad que supuestamente tienen síntomas de contaminación se niegan a que les tomen muestras de sangre. En la tercera mesa (Acuerdo Marco) Xstrata ha propuesto un aporte mensual de cuatro millones de soles - 24 millones al año - adicionales a los pagos que hacepor impuesto a la renta, sobre-canon, regalías y rentas de aduana. Los radicales han rechazado esta oferta haciendo evidente que buscan el conflicto.

Todo indica que los anti mineros van a patear el tablero, pero parece que no les será fácil: A la asamblea que convocaron el viernes 15solo asistieron 20 personas. Al día siguiente pasó lo mismo.El domingo 17 reunieron apenasunas 40 personas en el auditorio de la municipalidad. En una demostración profundamente antidemocrática, echaron de la sala al periodista Fernando Lino, de Willax Televisión.

Espinar es la provincia de Cusco que recibe más dinero de la minería.El 2012 recibió 289 millones de soles según cifras del MEF. Sin embargo, sus habitantes solo tienen cuatro horas de agua al día y carecen de un buen hospital. ¿Qué hacen el municipio y la región?

La batalla contra la minería es una batalla contra el Perú, pues pretende paralizar la presencia de la formalidad y de la modernidad en las zonas del país que quieren mantener como territorios libres, perpetuando la pobreza endémica para la cosecha política.

Artículos Relacionados

Comentarios