• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Miércoles 19 de Septiempre 2018
  • Lima - Perú
MENÚ
Gobernanza < regresar

Lima-Perú, 22/05/2018 a las 01:05pm. por Lampadia

La ‘Gobernanza’ de Fernando Cillóniz

Otro gobernador regional que se las trae

gobernanza

  1. f. Arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.
  2. f. desus. Acción y efecto de gobernar o gobernarse.
    Real Academia de la Lengua

En la entrevista de Jaime de Althaus a Fernando Cillóniz (El Comercio), que reproducimos líneas abajo, así como en sus artículos semanales en Lampadia, Cillóniz nos demuestra un cabal compromiso y acción de ‘gobernanza’.

En la entrevista, Althaus y Cillóniz recorren varios aspectos de gobierno de esa muchas veces ninguneada región Ica, haciendo especial énfasis en la impregnación de la corrupción en todos sus espacios, y en la necesidad de que nos embarquemos en una gesta por limpiar el Estado.

No deja de llamar la atención que sea en Ica, donde, de la mano de la revolución de las agro-exportaciones, prácticamente se ha eliminado la pobreza extrema, se tenga pleno empleo y se alberguen trabajadores de otras regiones, que el gobernador de la Región, que está haciendo una revolución por el buen gobierno y el combate contra la corrupción, no provenga de las canteras de la política tradicional, sino de esa sociedad civil con compromiso cívico que tantas veces reclamamos.

Esperamos que el desarrollo del país nos traiga más gobernadores como Cillóniz que, entendiendo de los dos mundos, el del Estado y el del sector real, se entreguen a la difícil tarea de nadar contra la corriente, para llevar el Perú a los grandes espacios de nuestro potencial de prosperidad. Lampadia

“Nadie quiere comprarse el pleito contra la corrupción”

La autoridad regional considera que la corrupción es un problema general en el país. “Es un cáncer y hay que extirparlo”, sostiene

En las elecciones del 2014, Fernando Cillóniz postuló al cargo de gobernador regional de Ica como invitado de Fuerza Popular. (Fuente: El Comercio)

Entrevista a Fernando Cillóniz
Por Jaime de Althaus
El Comercio, 21 de mayo de 2018
Glosada por Lampadia

Fernando Cillóniz describe su labor como gobernador de Ica y los problemas de corrupción que hay en su región y en el Estado Peruano.

— Ya son tres años y medio de tu gestión. ¿Estás satisfecho con lo que has podido hacer?

Siento que hemos podido haber hecho más. Sin embargo, creo que hemos avanzado mucho y en espacios que jamás había imaginado poder mejorar el bienestar de la ciudadanía, como en salud. Todos tenemos la imagen de una salud pública caótica, cruel, maltratadora, que se grafica en las colas de amanecida. El paciente, generalmente una persona pobre, tiene que hacer colas de amanecida y con la incertidumbre de si va a ser tratado o no al día siguiente. Eso, para una persona enferma, accidentada o herida, es cruel. Eso ha desaparecido en Ica. Esas colas se debían principalmente a la corrupción de algunos malos médicos que abandonaban sus consultorios, sus guardias, a media mañana para ir a atender prácticas privadas. Ese es un vicio, un cáncer que existe en todos los hospitales del país. Nosotros lo hemos extirpado con sanciones administrativas que han resultado en la destitución, bajo la Ley Servir, de casi treinta médicos con veinte o treinta años de servicio. Además, hemos instalado tecnología digital que programa muy bien las citas y se evitan las colas.

— ¿El gremio de los médicos no protestó?

Lo increíble fue que el Colegio Médico de Ica se puso del lado de los médicos corruptos, al igual que los congresistas por Ica, algunos otros congresistas y el Consejo Regional de Ica. La mafia, como yo la llamo, que tiene muchos vínculos con ciertos periodistas en Ica, y se defienden entre sí. La mafia está enquistada en todos los espacios de poder.

—¿Entonces cómo has podido hacer estos cambios si tienes a todo el mundo en contra?

No, no es todo el mundo. En realidad, es un grupo muy dominante, muy mandón como se dice, que no son todos ni remotamente. ¿Cómo lo hemos hecho? Recurriendo a Servir, que ha sido un gran aporte. Nosotros debemos tener unos veinte, treinta gerentes públicos de Servir. La revolución de la salud pública en Ica tiene mucho que ver con los profesionales que Servir ha puesto a nuestra disposición.

— ¿Los médicos que no fueron despedidos trabajan a gusto o a regañadientes?

Algunos a regañadientes, pero en general la actitud, el ambiente han mejorado. Por ejemplo, la directora del Hospital Regional de Ica, que fue la que puso orden en el hospital, recibió una muestra de cariño masiva de los médicos, enfermeras y técnicos en el Día de la Madre. Entonces, sí creo que hemos sacado la podredumbre, y lo penoso es ver cómo el Colegio Médico, algunos congresistas y el Consejo Regional de Ica defienden lo indefendible.

— ¿Puedes dar los nombres de esos congresistas?

Sí, sí. Betty Ananculi, César Segura, Alberto Oliva y el mismo Miguel Elías. Elías, a través de cartas, me exigía la destitución de los directores que estaban poniendo orden, y los otros acogieron abiertamente en el Congreso a los médicos sancionados, poniéndose de su lado. La Comisión de Salud, de Ética, han citado de una manera abusiva a nuestros directores que están poniendo orden.

— En la Dirección de Transportes hubo también una gran batalla ¿no?

En Transportes la mafia de los brevetes también era bravísima. Está en todo el país y nosotros la hemos decapitado. Destituimos a seis o siete funcionarios de la Dirección Regional de Transportes, mafiosos completos articulados con la fiscalía, los jueces, los periodistas y congresistas. El congresista César Segura ha sido un defensor de la corrupción en Transportes. Él mismo ha pedido la destitución de la directora, porque no fue atendido con un duplicado de un brevete falso para su hija. Uno asume que los padres de la patria deben estar del lado de la ley, pero es todo lo contrario. Es lo impensado.

— ¿Esta mafia en Transportes qué efectos tenía en el otorgamiento de brevetes para el ciudadano?

Se entregaban brevetes a cambio de dinero a gente y a conductores de autobuses y de camiones que no saben manejar. Los accidentes de tránsito en el Perú tienen mucho que ver con que hay mucha gente que está manejando sin saber manejar. Por otro lado, era comodísimo para los pudientes pagar mil soles y recibir un brevete a domicilio, pero la gente pobre también tenía que pagar para acceder a un brevete. Ahora tienen que dar todos los exámenes y el brevete se entrega apenas se termina de aprobar el examen de manejo, en el acto.

— ¿En educación hay corrupción?

Sí, debe haber diez maestros y directores destituidos. Hay maestros que cobran por aprobar a alumnos y lo que es terrible en el Perú son los tocamientos, supuestas violaciones. En la propia sede del Gobierno Regional de Ica, hemos destituido también a unos seis u ocho funcionarios, principalmente por rendir cuentas de viáticos con facturas falsas. Existe un mercado, y en todo el Perú, de venta de facturas de restaurantes y de hoteles, que uno llena a su antojo y le roba al Estado 50 soles, 70 soles, 120 soles, pero de manera sistemática. Llamas a la Sunat y descubres que la numeración no coincide. O al establecimiento. Eso a la larga suma un montón de dinero y hay muchos funcionarios que estaban acostumbrados a duplicar sus sueldos, que son muy bajos, es cierto. Yo estoy convencido de que un porcentaje muy significativo del gasto público y, por ende, del déficit fiscal, es fraudulento.

— Lamentablemente, no puede haber reelección. Entonces, todos tus avances en este terreno pueden deshacerse con el próximo gobernador regional.

Ojalá no. Es cierto que todos los poderes están infestados. El Ejecutivo, los gobiernos regionales y municipales, el Ministerio Público y el Poder Judicial y el propio Congreso están infestados de gente corrupta. Pero he llegado a la conclusión de que sí se puede confrontar la corrupción, y que hay muchos funcionarios honestos, eficientes, que están dispuestos a dar la lucha. La frustración, sin embargo, es que todo esto lo hemos puesto en consideración del Ministerio Público y no pasa nada. No hay sanción, hay impunidad. El sistema de justicia de nuestro país es muy poco efectivo. Me refiero a la policía, al Ministerio Público, la contraloría. La contraloría no detecta estos casos que son flagrantes y masivos.

— ¿Hay impunidad por la corrupción de esos poderes o por su ineficiencia?

Hay corrupción, pero también hay indolencia, ineptitud y también hay boicot. El Estado se ha llenado de elementos contrarios al servicio público. Nosotros tenemos gente, funcionarios, que ingresan a los sistemas digitales a tratar de tumbarse procesos de subastas públicas. Quieren el fracaso del gobernador...

— Ah, por intereses políticos o para defender corruptelas, pero tienen estabilidad laboral absoluta…

El Estado está atiborrado de gente que nunca debió haber ingresado. Hay mucho funcionario que está ahí por favores políticos y que no tienen las capacidades ni la ética. Pero sí se los puede despedir cuando cometen una falta, inclusive por agredir a usuarios y a compañeros de trabajo. Yo pensé que no se podía sancionar, pero sí se puede. La Ley Servir lo permite y el tribunal Servir ratifica o corrige la sanción.

— ¿El tribunal Servir es mucho más efectivo que la contraloría?

Mucho más efectivo. Servir es una institución que destaca.

— ¿Cómo va la doble pista a Ica?

Nosotros logramos adelantar los plazos, pero el Ministerio de Transportes es muy lento con las expropiaciones. Es un asunto de gestión, porque la ley las facilita.

— ¿Incapacidad de gestión del Ministerio de Transportes?

Sí, pero cuidado. Yo veo buena fe en el presidente, en los ministros, viceministros, inclusive en directores generales. Donde el Perú está absolutamente trabado –porque los ministros son efímeros y cuando alguien pretende poner un mínimo de orden, lo sacan– es en ese quinto nivel, en la costra del quinto nivel. Eso explica la traba de la reconstrucción. Hay corrupción, chantaje. Hay muchos funcionarios que han entrado con padrinos del humalismo, padrinos de todos los gobiernos, y tienen como consigna política boicotear el proceso de la gestión pública. En el Hospital Regional de Ica, por ejemplo, el boicot se manifestaba en atoros provocados de las redes de desagüe para que se inundara el hospital. Le meten batas de cirujanos y taponean el desagüe. O ponen cucarachas en el comedor, en la cocina, y llevan a periodistas a fotografiar las cucarachas. Entonces, eso es puro boicot.

— ¿Y qué hacer con este quinto nivel?

Yo creo que hay que sacar la mitad. Hay unos cientos de miles de burócratas que no entraron por méritos, sino por la puerta falsa, con un tarjetazo o comprando el puesto, o falsificando certificados de estudios, engañando al Estado. Nosotros hemos destituido a médicos que tenían certificado médico falsos. Llamas a Sunedu y resulta que es falso. ¡Estaban atendiendo a pacientes no siendo médicos! También hay certificados de trabajo falsos. Uno llama al establecimiento, resulta que nunca trabajó ahí. Es el mundo de la mentira.

— ¿La contraloría no debería hacer ese trabajo de verificación general de certificados de estudios o trabajo en todo el Estado?

Yo creo que sí. Y yo confío en el contralor. Nos espera una guerra para eliminar la corrupción, que está enquistada en todos lados. Es un cáncer y hay que extirparlo. Hay que elegir a autoridades que estén dispuestas a comprarse el pleito. El problema es que nadie quiere comprarse el pleito. Entonces, están flotando ahí y es un gravísimo error porque el corrupto te come, te gana, si no lo confrontas.

— ¿La descentralización funciona?

Hay muy poca autonomía. Yo creo que es un fracaso la regionalización. En realidad, el Estado Peruano es un fracaso. La economía peruana es un éxito gracias a la Constitución del 93, pero la administración de los tributos que la economía genera es un fracaso. No hay servicios, no hay orden, no hay justicia.

“Podemos empoderar  a la ciudadanía”

— Hay muchos problemas con las empresas municipales de agua potable, las EPS. ¿Cómo funcionan en Ica?

Muy mal. La gestión del agua potable en el país es un fracaso. La gestión del agua potable hay que retirarla de la gestión municipal y concesionarla a empresas especializadas. Otro fracaso municipal es la gestión de la basura. Ica y Chincha son unos basurales.

— ¿No hay rellenos sanitarios?

Son todos botaderos clandestinos, los propios alcaldes los promueven.

— ¿Quién debería manejar la basura?

La basura tiene que concesionarse. O es el Ministerio de Salud o es el Ministerio de Vivienda. Pero no puede ser una gestión municipal, ha fracasado.

— En Ica había muchos problemas de seguridad, extorsión, usurpación de tierras…

La madre del cordero es la corrupción. Yo valoro mucho a la Policía Nacional y a nosotros nos ha ayudado enormemente en poner orden. Sin embargo, ¿cuántos policías están metidos en la mafia del tráfico de tierras y en las mafias de los sicarios y de narcotraficantes? Entonces, también hablando con el general de la policía de la región Ica, que es una persona correcta, y el coronel que ve Ica, ellos reconocen el daño que hace la corrupción en el interior de la institución.

— ¿Y no pueden hacer nada?

Dicen que están sancionando, pero yo creo que esto tiene que ser una guerra efectivamente liderada por una institución como la contraloría, que ojalá tenga respaldo de los gobernadores y de los alcaldes, esa es mi duda. Uno lo ve en estas campañas, hay mafias que están postulando. Entonces, si llegan, es imposible controlar la corrupción, porque son ellos la corrupción. Pero no quiero transmitir tanto pesimismo. Yo creo que tenemos que empoderar a la ciudadanía. Nosotros en Ica tenemos un programa muy interesante que se llama Tecnológica, para generar ideas y ‘start-ups’, incubadoras de ideas brillantes. Lo estamos haciendo con Fundación Telefónica y el Banco Interamericano de Desarrollo. Yo estoy pidiendo a los chicos que inventen un sistema de detección de corrupción y maltrato de funcionarios. Yo tengo mucha esperanza en la juventud.

— Debería haber un sistema de denuncias.

Sí, pero confío poco en el sistema. Confío más en la prensa objetiva, independiente y veraz. En Ica hay muy buenos periodistas, y existen muy buenos periodistas chantajistas. El chantaje periodístico es una práctica recurrente en todo el Perú. Pero hay muy buenos periodistas también.

— ¿La seguridad ha mejorado?

Sí, sí ha mejorado. Y lo dice el Instituto Nacional de Estadística e Informática. Yo participo todos los meses en el Comité Regional de Seguridad Ciudadana (Coresec). Y asistimos las cabezas, nosotros no delegamos. A mí me parece que estas mega operaciones en Ica han funcionado, y eso es mérito del ministro Basombrío y los que lo han sucedido.

— ¿Qué fue del proyecto de Agua Grande?

Nosotros hemos construido 53 reservorios en la sierra y vamos a terminar con cientos. Y estamos fascinados con la iniciativa privada cofinanciada que está siendo desarrollada para afianzar Ica y Pisco, el Agua Grande. Una vez que se termine la ingeniería, que puede tomar seis meses o un año, se convoca a concurso público.

Lampadia

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios